Lombricultura

Lombricultura

El humus (abono que resulta de la descomposición de materia orgánica o capa superior del terreno) es el fertilizante orgánico que resulta de la transformación biológica llevada a cabo por la lombriz de tierra (Lombricultura) sobre residuos orgánicos biodegradables mediante el proceso de digestión.

¿Qué es la Lombricultura?
Llamada también vermicultura, es la utilización de la lombriz como agente biológico en el proceso de transformación de preparados orgánicos residuales con fines prácticos y a gran escala. Contrario a las creencias de que la lombriz de tierra se alimenta de materia orgánica viva, éstas solamente consumen materia orgánica muerta o en descomposición, como son los estiércoles, plantas, animales, bagazo de caña, bagazo de maguey, residuos de cultivos y jardinería, así como papel, etc.

Características

  • Coloración y olor
    • En sólido pardo negruzco, con olor suave peculiar a tierra húmeda
    • En liquido café con olor penetrante peculiar a material en descomposición (una vez aplicado el olor desaparece en un lapso de 2 a 4 horas
  • Permite la aplicación en cultivos hidropónicos y otros
  • Es un compuesto estable y puede ser almacenado en condiciones óptimas alrededor de 6 meses
  • Mejora la retención y penetración del agua, además de incrementar la aireación cuando es mezclada
  • Enriquece el suelo con microorganismos benéficos, regenerando su vida microbiana y su micro fauna, además de incrementar la mineralización
  • Tiene actividades biológicas debido a la elevada carga microbiana lo que aumenta la resistencia de las plantas a plagas y enfermedades
  • Contiene gran cantidad de agregados resistentes a la humedad, compactación, estables en condiciones extremas
  • Mejora las características fisiológicas de las plantas
  • Tiene actividad fito-hormonal, favoreciendo el crecimiento de las raíces, sobre todo en la germinación de semillas
  • Nuestros productos son inofensivos para la salud y a diferencia de los convencionales, no son trasmisores de agentes patógenos